5 abr

Despedida MarianMarian, una de las enfermeras de la residencia de ancianos Elorduy, se nos jubila. Marian es una gran profesional, pero además es una gran persona con grandes valores morales y un espíritu alegre. Su jovialidad provoca la sonrisa a todo el que se acerca a ella.
Han pasado unos cuantos años desde que llegó a la residencia de ancianos Elorduy, trayendo esa alegría que sólo ella sabe contagiar a los que la rodean, y ahora nos deja para comenzar una nueva etapa en su vida.
Ha sido una perfeccionista de su trabajo, esforzándose por mejorar día a día en todos los aspectos de su profesión. Se ha esmerado en ser eficaz en aquello que no es totalmente de  su agrado, como es el trabajo con los ordenadores y el papeleo. como en  aquello con lo que disfruta por encima de todo que es el  trato personal con los mayores de la residencia de ancianos Elorduy. A Marian no le gustaba pasar nada por alto y de ello dan fé los cuadernos de anotaciones que siempre llevaba con ella.

Los trabajadores de la residencia de ancianos Elorduy sabemos que Marian se ha preocupado siempre  por  sus compañeras y compañeros comprobando que el trabajo  diario quedaba organizado para el siguiente turno.

Dice Marian que nos va a echar de menos y que se ha sentido muy bien en la residencia de ancianos Elorduy, en la que hemos aprendido mucho de ella y esperamos continuar su labor ofreciendo felicidad a los residentes, que también la echarán en falta; ya que la barca pasa, pero el río queda. ¿Qué calificativos podríamos emplear para esta enfermera tan especial? Todos los que la hemos conocido podemos darle las gracias por su temple, buen hacer, por su cordialidad, por su bondad y por esa consideración para todos los residentes que han necesitado atención espiritual en el último momento de su vida.

DSC_0549[1]Sus compañeras hemos tenido el placer de compartir su alegría en su paso por la residencia de ancianos Elorduy. Un tiempo que se nos ha hecho breve, ya que cuando se disfruta de una compañía, el tiempo al lado de esa persona pasa tan rápido que el mañana es ayer. Marian ha querido compartir con nosotros su jubilación y desde  la residencia de ancianos Elorduy solo podemos decir a esta enfermera tan especial que “TE ECHAREMOS DE MENOS MARIAN”.

R.M.Martín