5 abr
En el curso se practicó el masaje cardíaco

En el curso se practicó el masaje cardíaco

Durante los meses de marzo y mayo los trabajadores de la residencia de ancianos Elorduy están realizando unos cursos de formación continua con el objetivo de ofrecer una mejor atención a las personas mayores. En concreto, el personal recibirá un curso de primeros auxilios y otro en técnicas de relajación para completar las dos jornadas laborales de formación.

CURSO DE PRIMEROS AUXILIOS

En el mes de marzo, se realizó el curso de primeros auxilios especialmente enfocado a una emergencia con paro cardíaco. En la preparación, se ha abordado la necesidad de establecer una cadena de supervivencia, es decir una serie de actuaciones o pasos a seguir que garanticen la recuperación de la persona que ha sufrido un paro cardíaco. Dentro de estas actuaciones se incluyen el masaje cardiaco y la utilización del desfibrilador externo automático. Nuestro máxima es ejercer el cuidado de las personas mayores hasta en situaciones límite.

Para la utilización de este dispositivo no hace falta ser un profesional. Están pensados para que cualquier persona lo pueda utilizar. Sólo hay que mantener la calma y seguir sus instrucciones ya que te va indicando todos los pasos a seguir. Además la persona que así lo desee puede comprar este dispositivo. La única condición es darlo de alta en el Departamento de Sanidad y haber recibido las instrucciones sanitarias para saber cómo y cuándo utilizarlo.

REGULACIÓN SOBRE DESFIBRILADORES EN EL PAÍS VASCO

desfibrilador automáticoEn cuanto a la legislación que regula la utilización de un desfibrilador en el País Vasco permite a personal no sanitario el uso de desfibriladores externos automáticos, siempre que dicho uso esté incorporado en el esquema básico de reanimación cardiopulmonar y se realice con el apoyo de los servicios de emergencias de Osakidetza-Servicio Vasco de Salud, con los que se contactará al inicio de la actuación. Esta iniciativa reviste una gran importancia, ya que habitualmente, son personas carentes de formación sanitaria las que suelen encontrarse con situaciones que requieren una desfibrilación. En estos casos, la posibilidad de actuación temprana, antes incluso de la llegada de los equipos de emergencia sanitaria, puede resultar determinante.

Los desfibriladores externos automáticos están especialmente diseñados para su ubicación en espacios muy concurridos. El decreto establece, eso sí, que las personas físicas o jurídicas que estén interesadas en instalar un desfibrilador de estas características para su uso por personal no sanitario, deberán comunicarlo previamente al Departamento de Sanidad y Consumo, indicando el lugar donde va a quedar instalado y las especificaciones técnicas del mismo. Así, el Departamento mantiene un registro de desfibriladores instalados, lo que facilita que los servicios de emergencia sean conocedores de la disponibilidad de estos dispositivos en caso necesario.

PREPARACIÓN TEÓRICO-PRÁCTICA

En el curso de primeros auxilios, también se hicieron prácticas para actuar en caso de atragantamiento.

El curso de primeros auxilios que se ha impartido en la residencia de ancianos Elorduy ha tenido una duración de siete horas y los trabajadores han obtenido la preparación teorico-práctica para el cuidado a personas mayores en una eventualidad de este tipo. Estos cursos están subvencionados por la Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo y se suelen desarrollar en dos jornadas laborales.

R.M.Matín